PUNCIÓN SECA

Punción Seca

La Punción Seca es una técnica que se emplea en el tratamiento del síndrome o dolor miofascial. La punción seca consiste en la introducción de una fina aguja estéril hasta los lugares cuya palpación desencadena el cuadro de dolor del paciente (puntos gatillo). Un punto gatillo miofascial (PGM) es un punto de máxima tensión, alojado dentro de una banda tensa o contractura muscular, que desencadena un dolor referido o sintomatología a distancia.

Hay dos formas de realizar la punción seca, en ningún caso infiltramos ninguna sustancia o fármaco. Pero el estímulo mecánico de la aguja sobre el músculo, hará que éste se relaje y disminuya así la sintomatología.

  • Punción Superficial (menos dolorosa): donde la aguja no llega al PGM, pero sí al tejido celular subcutáneo y al músculo.
  • Punción Profunda: la aguja alcanza el PGM y desencadena una respuesta de espasmo muscular. Este espasmo local provoca: la desestructuración mecánica de las placas motoras disfuncionales y un lavado de las sustancias irritativas (nociceptores).

Travel y Simons describieron mapas de dolor y cuadros de sintomatología de cada PGM, en función del músculo al que pertenecen.