TERAPIA CRÁNEO-SACRAL

Terapia Cráneo-Sacral

El Sistema Cráneo-Sacral (SCS) representa el eje del cuerpo (duramadre). Está compuesto por el cráneo, el sacro-cóxis y la columna vertebral (conectados por tejido conectivo). El SCS constituye la unidad funcional entre cráneo, sacro, duramadre y LCR (líquido céfalo-raquídeo), conformando un mecanismo respiratorio primario (ritmo) que se transmite a todo el cuerpo. Por ello, este abordaje nos permite tratar la globalidad corporal (dentro de este eje o a distancia).

La Terapia Cráneo-Sacral, nos permite tratar disfunciones de todo el cuerpo, tanto en bebés como en adultos, a través de contactos sutiles sobre el cráneo y el sacro, conectando con el ritmo de la duramadre (capa más externa de la Médula Espinal). Sirve como técnica de diagnóstico y tratamiento. Con ella podemos tratar:

  • Patologías craneales (cefaleas, vértigos, neuralgia del trigémino…).
  • Problemas neuro-endocrinos.
  • Problemas sistémicos (Fibromialgia).
  • Problemas por relación a distancia del sistema fascial.
  • Problemas derivados de las restricciones originadas en el proceso de parto (escoliosis, problemas viscerales, deformidades craneales, dolores articulares, asimetrías en el crecimiento…).